Islas Malvinas Argentinas   

 

Ciudad Balnearia Santa Teresita, fundada el 3 de Marzo de 1946
Partido de La Costa - Buenos Aires - Argentina - Desde 1998 junto al turista y al comercio local

 Malvinas Argentinas - Puerto Argentino - Historia - Héroes


2 de Abril 1982

Recordamos a los héroes caidos y a los Ex-Combatientes.
Los actos por el Día del Veterano se hicieron por primera vez un 2 de abril, día del desembarco militar, que permitió la recuperación temporaria del archipiélago.



--
Contralmirante Busser en Cenotafio de la Ciudad de Buenos Aires



2 de Abril en Las Toninas

Oscar Ismael Poltronieri, héroe de Malvinas.




Héroe Argentino: Oscar Ismael Poltronieri, el Soldado Conscripto más condecorado.
Cruz “La Nación Argentina al Heroico Valor en Combate” al Soldado Clase 1962 Oscar Ismael Poltronieri del RI 6.

“Constituirse durante toda la campaña en ejemplo permanente de sus camaradas, por su espíritu de lucha sencillez y arrojo, ofreciéndose como voluntario para misiones riesgosas. En combates desarrollados en las zonas de los Montes Dos Hermanas y Tumbledown, operó eficazmente con una ametralladora deteniendo ataques enemigos. Fue siempre el último en replegarse, resultando sobrepasado en ocasiones por los ingleses. Dos veces se lo tuvo por muerto, pero logró reunirse con su sección y siguió combatiendo con igual decisión y eficacia”.

Conquista de Puerto Argentino:

Triunfo de "Operación Rosario"

La noche era cerrada cuando comenzó el desembarco de las primeras fuerzas argentinas en las Malvinas: eran las 21.30 horas del 1" de abril, y las unidades de, vanguardia, la Agrupación de Comandos Anfibios y Buzos Tácticos, conducidos por el capitán Pedro J. Giachino que partían del destructor Santísima Trinidad.

"El 1º de abril, aproximadamente a las 21 horas, el Santísima Trinidad detuvo su marcha en la boca occidental de Bahía Enriqueta -dice el capitán de corbeta de IM Guillermo Sánchez Sabarots-. Allí comenzó la maniobra de arriado de los botes neumáticos que en número de 21 debían transportar a los Comandos Anfíbios hacia la costa. La alta borda del buque y el fuerte oleaje residual del temporal que azotara la zona el día anterior, hacían difícil y peligrosa la maniobra". Una hora después llegó el primer hombre a tierra alcanzando la playa el último de los botes alrededor de las 23.30.

El destacamento se dividió en dos grupos: el más, numeroso, al mando de Sánchez Sabarots, comenzó una larga y penosa marcha de 8 kilómetros hacia el cuartel de los Royal Marines en Moody Brook; el segundo, liderado por Giachino, buscó la casa del gobernador. La invasión argentina estaba en marcha.

¿Qué enfrentan las fuerzas argentinas? Ante todo un enemigo alerta: "Allara me informó -dice el contralmirante Busser- que se había perdido la sorpresa, que las autoridades británicas en las islas estaban alertadas, nos estaban esperando y en consecuencia, habían adoptado una serie de medidas de prevención y de defensa, que descartaban totalmente nuestra idea de lograr sorpresa táctica y hacían muy improbable conseguir el éxito sin combatir".

"En consecuencia -agrega Busser- (...) en lugar de los cuarenta y cuatro hombres que normalmente constituían la guarnición encontraríamos el doble de efectivos militares, es decir, alrededor de ochenta o noventa hombres". Y además la Falkland Island Defense Force (FIDF), organización de isleños con capacitación y adiestramiento militar.

El equipo de Sánchez Sabarots llegó a las 5.30 horas al cuartel de los Royal Marines en Moody Brook, capturándolo de inmediato al comprobar que había sido desocupado. Poco después, a las 6.30 (la "hora H") comenzaron los disparos en la localidad: eran Giachino y sus hombres que asaltaban la casa del gobernador.

Giachino había desplegado sus hombres en abanico frente a la sede gubernamental; a su lado el teniente Diego Fernando García Quiroga, que domina el inglés: "Me pegué a Giachino -dice García Quiroga-; él me ordenó: hábleles. Hice una bocina con mis manos y con toda mi voz grité el mensaje: 'Mr. Hunt (gobemador británico), somos marines argentinos, la isla está tomada, los vehículos anfibios han desembarcado y vienen hacia aquí; hemos cortado su teléfono y le rogamos que salga de la casa solo, desarmado y con las manos sobre la cabeza, a fin de prevenir mayores desgracias. Le aseguro que su rango y dignidad, así como la de toda su familia, serán debidamente respetados".

No hubo respuesta a la intimación de los marinos argentinos. García Quiroga repitió el mensaje, sin resultado. Giachino decidió abreviar: "Tírele un granadazo", le ordenó a García Quiroga, quien lanzó una granada que explotó en el jardín. "Mr. Hunt is going to get out", dijeron desde adentro. Pasaron dos minutos y nada. Insistió García Quiroga; esta vez la respuesta fueron ráfagas de ametralladora.

"Jefe -le dijo García Quiroga a Giachino- si no entramos nos cocinan". "Sí, hay que entrar", afirmó Giachino; y de un salto llegó hasta la puerta de la gobernación, que fue derribada dando lugar a un largo pasillo; allí cayó Giachino al entrar, mortalmente herido, atrás cayó también el teniente García Quiroga. "Sentí que me arrancaban el brazo -dice García Quiroga-. Fue como un hachazo, luego un empujón leve, indoloro y fuego en el abdomen. Pensé en hablar, no sé qué dije, llamé a mi mujer y me caí contra un pequeño cobertizo contra el que se incrustaban las balas".

También el cabo enfermero Ernesto Urbina fue herido gravemente al socorrer a sus jefes. "Me encontraba cruzando fuego con el enemigo -dice Urbina- cuando escuché que alguien pedía un enfermero, llamándome por mí apellido; era el capitán Giachino (... ) que estaba malherido. Tomé la decisión de ir". Allí fue herido Urbina: "Corrí tres o cuatro pasos -dice- y de pronto sentí un golpe a la altura de la cintura que me levantó en el aire y caí de espalda". Así pasaron tres horas, hasta que los heridos pudieron ser retirados.

El gobernador inglés', mientras tanto, había decidido parlamentar: se comunicó por radio con el destructor Santísima Trinidad y pidió encontrarse con el jefe de las fuerzas argentinas frente a la Iglesia Católica de Puerto Stanley. El contralmirante Busser aceptó la invitación y partió acompañado de los capitanes Roberto Roscoe y Oscar Monnereau, los tres desarmados. "En ese momento -cuenta Busser- se acercó el teniente Coronel Seineldín ofreciéndose voluntario para ir conmigo. Con todo gusto hubiera deseado llevarlo a Seineldín, no sólo por él, sino porque siendo un oficial del Ejército hubiera querido que me acompañara. Pero Seineldín estaba vestido como un comando, con su cara pintajarreada de negro y con un chaleco cargado de granadas. Su aspecto era lo menos tranquilizador que podía imaginarse. Le dije que por ese motivo no lo llevaba. El lo comprendió''.

Busser, Roscoe y Monnereau se dirigieron entonces a la casa del gobernador portando bandera blanca y acompañados, a mitad de camino, por el vicecomodoro Gilobert y el secretario general de la gobernación británica.

"Tuve una extraña sensación -dice Busser, al entrar en la residencia del representante la Corona-, me parecía estar sentado en la butaca de un cine viendo una película con un tema colonial del imperio británico, una película del período colonial inglés en la India".

Busser, Monnereau y Roscoe entraron en el despacho de Mr. Hunt, completamente desordenado por el combate y con las máquinas de cifrar y las claves destruidas. El gobernador se negó a darle la mano e intimó a Busser a abandonar las islas. "No pude menos que admirar -dice Busser- la sangre fría que demostraba este hombre y el perfecto adiestramiento que tenía para estas situaciones de crisis". Busser también fue preciso: "Desembarcamos -dijo- en la misma forma en que ustedes lo hicieron en 1833, y mis órdenes son desalojarlo a usted y a las tropas británicas para restituir el territorio a la soberanía argentina".

Hunt hizo un gesto de duda; miró luego a los mayores Norman y Noot de la Infantería de Marina inglesa y las tropas británicas: la "Operación Rosario" había terminado con una victoria y las islas Malvinas volvían a la soberanía argentina luego de 150 años.

El capitán Giachino moriría poco después en el hospital de Puerto Stanley, ahora y también gracias a él Puerto Argentino. García Quiroga Urbina, en muy grave estado, fueron evacuados hacia territorio continental.

¿Qué es lo que sorprendió del 2 de abril en términos militares? La capacidad de autocontrol de las fuerzas argentinas; del poder militar le exige usar la violencia, no,evitarla. Omitirla, en otros terminos, lo obliga a ir en contra de su propia naturaleza, lo que significa un éxito de orden superior. "Creo que al gobernador Hunt lo convenció el hecho de encontrarse 'ante una clase muy especial de guerreros -dice el , capitán Monnereau de la Infantería de Marina argentina-; (... ) ellos sabían de nuestra superioridad y sin embargo nuestros soldados habían arriesgado sus vidas para recuperar lo que era nuestro sin ocasionar daños ni muertes al enemigo. De esto no conozco antecedentes en ningún conflicto armado"


CARACTERIZACION DE LA CRISIS
a. Introducción

El descubrimiento de las Islas MALVINAS se ha atribuido a AMÉRICO VESPUCIO (marino y cosmógráfo Italiano) y a HERNANDO de MAGALLANES (marino Portugués que a partir de 1517 se puso al servicio de la corona española - CARLOS V). Siendo más probable que corresponda a los marinos de la expedición de este último, que volvieron por el estrecho y se dirigían al Cabo de BUENA ESPERANZA. En un mapa de 1526 figuran con el nombre de SANSON unas islas con la situación aproximada de MALVINAS

El navegante francés LUIS ANTONIO DE BOUGAINVILLE tomó posesión de ellas en 1764 y les dio el nombre de MALOUINES, pero ESPAÑA negoció la entrega con el mismo marino en 1766, año en que las declaró sometidas a la jurisdicción de BUENOS AIRES. Declarando la independencia de la ARGENTINA, éste tomó posesión de las Islas en 1829, siendo su primer Gobernador LUIS VERNET, pero en 1833 fueron ocupadas mediante la fuerza por los ingleses.

b. Marco histórico de nuestras relaciones con Gran Bretaña

Para su estudio y comprensión en cualquier ámbito temático (político económico, militar, etc.) la guerra de las MALVINAS de 1982, debe ubicarse en el marco de las relaciones entre dos países beligerantes, a lo largo de más de 178 años, tiempo que está signado por abusos y agresiones por parte de GRAN BRETAÑA, en perjuicio de nuestro país

Entre estas agresiones se destacan las de naturaleza militar, ocurridas en 1806 y 1807 sobre BUENOS AIRES, la de 1833 sobre las MALVINAS, la de 1845 sobre nuestros ríos interiores y finalmente la de 1982.

Excluida nuestra guerra de la independencia, que nos enfrentó en el Cono Sur de AMERICA con el Imperio español durante largos años, es GRAN BRETAÑA el país que ostenta el titulo de máximo agresor armado de la HISTORIA ARGENTINA.

En tres de las cuatro invasiones del siglo pasado, nuestras armas rechazaron o disuadieron a los británicos. Pero en 1833, tal hecho no fue posible y resultado lo constituyó la usurpación de las Islas MALVINAS y sus dependencias, suceso que dio origen a un conflicto que se extendió por siglo y medio

En la última etapa del conflicto, iniciada en 1965, cuando la ONU invitó a ambos países a negociar la solución de la disputa por la soberanía de las Islas, se puede distinguir los siguientes momentos.

1) 1965/19 de marzo de 1982: 17 años de infructuosas negociaciones caracterizadas por las dilaciones de los británicos

2) 20 de marzo/30 de abril de 1982: 40 días de crisis desatada por la amenaza de agresión británica a un grupo de trabajadores en las Islas GEORGIAS.

3) 1 de mayo/14 junio de 1982: 45 días de guerra iniciada por GRAN BRETAÑA con el ataque a PUERTO ARGENTINO.

4) 15 de junio de 1982: continuación del conflicto a través de medios diplomáticos por parte de nuestro país y procedimientos de crisis con amenazas militares por parte de GRAN BRETAÑA.

c. Comienzo de la crisis.

El moderno concepto de crisis (1) entre dos o más países implica relaciones diplomáticas o negociaciones de carácter conflictivo que, abandonado los cauces normales, introducen el empleo del poder militar en forma potencial o efectiva, sin llegar al estado de guerra.

Vemos que este concepto encuadra en la crisis MALVINAS. Ella comenzó con la reacción británica del 20 de marzo de 1982, ante el desembarco de personal y materiales de la empresa privada Argentina del señor CONSTANTINO DAVIDOFF, en la Islas SAN PEDRO de las GEORGIAS del SUR.

Parecen existir suficientes elementos de juicio (que sólo con el transcurrir de los años se podrá verificar) para apreciar que con esta reacción el Gobierno Británico puso en marcha un plan, urdido con la finalidad de provocar una crisis que le permitiera bloquear o suspender definitivamente, las negociaciones con la ARGENTINA (dichas negociaciones habían sido impuestas por la ONU a propósito de su soberanía sobre las Islas MALVINAS y sus dependencias), creando a la vez, un problema exterior que distrajera a la opinión pública interna adversa, insatisfecha con el gobierno de la "señora" MARGARET THATCHER.

(1) SCHAER, Edmundo J., Grí, Introducción a la Estrategia, De. Instituto de Estudios  Políticos, Madrid 1965.

 

d. Motivaciones británicas

La recuperación de las Islas del ATLÁNTICO Sur ha venido a suceder en un momento crucial para GRAN BRETAÑA. Este país ha sufrido la traumática experiencia de pasar (en un lapso de 50 años) por todos los espectros políticos, diplomáticos, económicos y militares entre potencia mundial y país de segundo rango: se encuentra atrapado indefectiblemente en proceso de reducción de influencia.

Mal parada al final de la GM, basa toda su política de defensa de la posguerra sobre la mantención de un status privilegiado sin tener la capacidad para ello. Por razones económicas y físicas (en lo que respecta a las obligaciones en el residuo de su imperio), GRAN BRETAÑA trata de hacer mucho con reducidos medios.

Este proceso se deriva en una fijación de constantes, a saber:

1) Retroceder y abandonar su posición de imperio.

2) Cumplimiento (a costa de un verdadero sacrificio económico) por mantener su compromiso con la NATO.

3) Mantención de una fuerza nuclear vigente

A estas constante se podría agregar una más, cual es el proceso forzado de rejuste de papeles, entre sí. Este rejuste está caracterizado por:

1) La ambivalencia entre capacidad y compromisos Militares.

2) Falta de dirección política coherente.

3) Falta de coordinación entre el Gobierno y las FFAA y dentro de las FFAA entre sí.

4) Las falencias en los organismos burocráticos civiles que aún funcionan con cánones imperiales

5) El aspecto psicológico, pues muchas veces se toman decisiones nacionales con mentalidad imperial.

Si bien GRAN BRETAÑA se encontraba en plena declinación al comienzo de la década de los años 50, es sólo en SUÉZ (1956) donde política y práctica chocan entre sí y generan una conciencia popular y europea de la disminución palpable del poder británico.

SUÉZ fue un golpe duro, no sólo hizo tambalear al gobierno local, sino que quitó el elemento de bluff que aplicaba GRAN BRETAÑA a sus relaciones de posguerra con EUROPA Occidental y con los EE.UU.

Años después del síndrome de SUÉZ también influiría en la dificultad que encontró GRAN BRETAÑA en ser miembro del Mercado Común Europeo. A partir de SUÉZ, se registran rápidas y constantes pérdidas de influencias y territorios, proceso que aún no termina. La salva sólo su voluntad y diplomacia en cuestiones nucleares, lo cual la lleva a formar parte el "Club Nuclear", asegurando así su puesto privilegiado en los foros mundiales en general, lo cual la motiva a desalentar a otras naciones para que no desarrollan una fuerza nuclear propia. Por esto firma incluso tratados como el de TLATELOLCO, para hacer de AMÉRICA Latina un área donde está prohibido el uso del poder nuclear con fines militares.

La recuperación por la ARGENTINA de las Islas del ATLÁNTICO Sur cae en un momento en que GRAN BRETAÑA no ve a las islas como un territorio perdido y olvidado, sino como la encarnación del problema inglés: un problema que viene arrastrando durante los últimos treinta años. La crisis actual es quizá la única que logró plasmar en forma real y concreta la caótica situación británica. En otro momento, es seguro,  conflicto habría dado paso a un reconocimiento británico y a negociaciones directas por vías diplomáticas a largo plazo, pero la pregunta es: ¿Qué está en juego en el conflicto del ATLÁNTICO SUR? ¿Es a caso lo dicho por la Foreign Office, la protección de 1.800 ciudadanos de segunda clase? ¿Es ésta la razón suficiente para despachar la mejor flota británica y única en su género, con nada menos del único portaaviones importante que posee.

Sin lugar a dudas estamos sufriendo las consecuencias de varios problemas internos británicos, que en forma inmediata están concretándose en torno de las MALVINAS, GEORGIAS Y SANDWICH del ATLANTICO Sur, como ser:

1) El ataque tradicional de los partidos políticos británicos hacia el Gobierno como culminación de graves problemas económicos

2) La protección del bluff inglés frente al mundo y en particular sus aliados europeos, pues debe demostrar que tiene peso militar dentro de la NATO y el último golpe de una marina moribunda y condenada que ve en el conflicto lejano, isleño y austral, el único y milagroso tronco del cual aferrarse para probar su utilidad ante un gobierno que ya no lo considera

La marina inglesa se encontraba hasta el 2 de abril de 1982 condenada a una virtual desaparición. Ahora el conflicto isleño es la única oportunidad presente de demostrarle al gobierno inglés, a las otras armas británicas y al mundo su utilidad, ya que esta fuerza es la única adecuada para intentar una confrontación en el área.

En resumen: GRAN BRETAÑA debe demostrar política, diplomática y militarmente que aún puede ocuparse de sus asuntos (y por ende de los asuntos aliados) en forma eficaz.

Dentro de GRAN BRETAÑA, el gobierno de THATCHER debe defender sus postura ante los opositores que reclaman la renuncia.

Dentro de las fuerzas armadas británica la marina debe justificar con fuerza su razón de ser.

          e. Motivaciones Argentinas.

Infructuosos esfuerzos diplomático realizado por la cancillería Argentina a lo largo de más de medio siglo, y los llamados de organismos internacionales a dar una solución definitiva y pacífica al conflicto del ATLÁNTICO Sur generado por la mentalidad y actitud colonialista imperialista por parte de GRAN BRETAÑA en contra de la ARGENTINA, llevan en 1982 a adoptar la resolución de tomar en forma incruenta las Islas MALVINAS en un acto de reivindicación soberana, impulsada no sólo por las causas ya descriptas, sino por un profundo y arraigado sentimiento patriótico.

Los largos años de reclamos argentinos y las décadas de negociaciones bilateral directa con conocidos, lo acontece a partir de 1981 parece estar un tanto relegado. Recordemos que GRAN BRETAÑA pasa de una posición transigente bajo el gobierno de WHILSON (fin de la década del sesenta) a un endurecimiento casi total, coincidente con la misión SHACKLETON de 1975/76. Esta misión incluso gana dura crítica de parte de la OEA por considerarla no propensa a un espíritu negociador sincero y capaz de aumentar la fricción. Efectivamente, la voluntad negociadora británica sufre un congelamiento se debe a que GRAN BRETAÑA se encontraba atrapada en un proceso de reducción de influencia, lo cual iba en desmedro de su posición con sus aliados europeos, al mismo tiempo por razones de presupuesto se había decretado la liquidación de la Marina Real a partir de 1981.

Las negociaciones por las MALVINAS entran en la mira en el momento en que GRAN BRETAÑA está empeñado por salvar estas dos imágenes, lo cual explica el notable endurecimiento de las conversaciones.

Si bien GRAN BRETAÑA podría haber seguido intentando mantener las negociaciones en marcha in eternum y jamás avanzarías con seriedad, la Marina Real no disponía de esos tiempos.

                  f. Conclusiones

La crisis y posterior guerra de las MALVINAS de 1982, evaluada a grandes rasgos permite arribar a las siguientes conclusiones:

1) El 20 de marzo de 1982 GRAN BRETAÑA desató una crisis y lo hizo mediante la amenaza de empleo de la fuerza para expulsar a los obreros argentinos de las GEORGIAS. Como se podrá verificar a lo largo de lo expuesto ésta fue una crisis prevista con el objeto de tener un pretexto que justificara romper definitivamente las negociaciones impuestas por la ONU, sobre la soberanía de las MALVINAS, y dependencias; además de existir otras motivaciones de política interna británica

2) En el marco de la crisis, la ARGENTINA, que el 2 de abril había recuperado militarmente las MALVINAS y dependencias, conmovió las relaciones internacionales, recuperando, con ello, imponer a GRAN BRETAÑA negociaciones serias y profundas, que dieran solución al conflicto relativo a la soberanía.

3) Con fecha anterior al 2 de abril GRAN BRETAÑA se enteró de la operación Argentina y puso en ejecución una reacción militar, calificada como tal, dado no sólo por la cantidad y calidad de los medios empeñados, sino fundamentalmente la resolución estratégica militar que la puso en marcha.

Dicha resolución imponía la reconquista de las MALVINAS y dependencias para restablecer la administración británica cuanto antes. La Primer Ministro THATCHER puso toda su voluntad política para el logro de una solución militar, mientras que las negociaciones diplomáticas jugaron un papel secundario, procurando ganar tiempo y justificar dicha solución militar ante la opinión internacional.

4) La Argentina realizó un manejo de la crisis que no le permitió siquiera el logro parcial de su objetivo político. Sin embargo tampoco pudo eludir la guerra buscada por GRAN BRETAÑA, y optó por enfrentarla hasta sus últimas consecuencias, a pesar de no haber previsto esta alternativa, ni estar preparada para ello.

5) El gobierno británico, que creyó que el poder disuasivo de sus poderosas Fuerzas de Tareas, harían de la campaña un "paseo militar", tuvo que realizar un duro y pérdidas materiales para lograr el objetivo militar.

2. DIVERSAS ALTERNATIVAS POSIBLES PARA LA SOLUCIÓN DEL CONFLICTO

a. Introducción

Cabe destacar que algunas de las posibles alternativas mencionadas en el presente trabajo, fueron objeto de discusión en las negociaciones iniciadas por las partes con motivo de la aprobación de la Resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 15 Dic. 65 e interrumpidas por la guerra de 1982.

Todas las figuras mencionadas son las que reconoce el Derecho Internacional Público y las Relaciones Internacionales de ambos países.

En el examen de las distintas posibilidades deberán tenerse en cuenta los siguientes elementos que caracterizan a la cuestión:

1) Se trata de una cuestión colonial.

2) Es en esencia una disputa de soberanía.

3) Los habitantes del territorio en litigio no constituyen un pueblo en el sentido y con las consecuencias que a tal entidad le atribuye el Derecho Internacional.

De estas notas características surge que la solución completa del conflicto, cualquiera sea en definitiva la modalidad que simplemente, debe pasar por el reconocimiento de la soberanía argentina cobre las islas y el respeto a los intereses de sus actuales habitantes (estilo de vida, idioma, creencias, etc.)

De lo expuesto se infiere la necesidad de distinguir aquellas variantes que importan una solución definitiva, de otras que signifiquen regímenes de transición hasta tanto se logre resolver en forma completa el diferendo.

Procuraremos ampliar este estudio con un análisis comparativo y con una descripción de las ventajas que ofrece cada caso a una u otra de sus partes involucradas

Entendiendo ésto, pasamos a las posibles alternativas para la solución del conflicto

           b. Arriendo.

1) Analizaremos esta figura, en primer lugar, por cuanto ella ha sido manejada por ambas parte en diversas ocasiones durante 17 años de negociaciones y es propuesta actualmente por analistas y políticos de ambos países.

2) Puede definirse al arriendo, desde una perspectiva jurídico-internacional como la cesión por un Estado de la supremacía (no soberanía) de parte de su territorio a otro Estado, quien se obliga a su vez al cumplimiento de una contraprestación generalmente el pago de una suma de dinero por un plazo determinado.

Debe destacarse ante todo la diferencia entre soberanía y supremacía territorial La primera es el derecho de disposición de un Estado sobre determinado territorio, la segunda es el ejercicio del señorío que ejerce un Estado sobre un espacio determinado, idea ésta afín a la de posesión en derecho privado.

En el arriendo lo que se cede es la supremacía por un plazo determinado, ya que sin plazo o ad infinitum esconde en realidad una cesión de soberanía, ya que priva literalmente al titular de la propiedad, del ejercicio de las competencias soberanas.

3) Se conocen casos de esta figura:
a) GUANTÁNAMO Entre EE.UU. y CUBA

b) HONG KONG Entre GRAN BRETAÑA y CHINA ya reintegrada.

4) Ventajas para las partes.

a) La ARGENTINA obtiene como ventaja el reconocimiento por parte de INGLATERRA de sus títulos de soberanía son mejores.

b) El REINO UNIDO obtiene por primera vez desde 1833, un titulo jurídico válido para su presencia en las islas, reconocido por ARGENTINA

c) EL REINO UNIDO adquiriría así la posibilidad legal de explotar los recursos locales y agotarlos, afianzar la dependencia económica de las islas con LONDRES y utilizarlos como trampolín para la extensión de su influencia en el ATLANTICO Sur y en el Cono Sur americano.

          c. Condominio.

Esta figura es la única excepción a la regla que afirma sobre un territorio no pueden coexistir dos o más soberanías

Se lo define como "sujeto a la posesión conjunta de dos o más estados, los cuales ejercen conjuntamente la soberanía sobre el territorio y las personas que en él habitan".

1) Uno de los casos típicos de condominio que subsistió hasta épocas recientes es el anglo-francés sobre las NUEVAS HEBRIDAS, islas ubicadas en el Océano PACIFICO; este condominio existió desde 1914 hasta 1980 en que se logra la independencia de las islas con el nombre de VANUATU (anglófono). Actualmente VANUATU es miembro de la Commonwealth.

2) Su posible aplicación al conflicto MALVINAS.

En 1974 la comisión de Defensa británica decidió que debía discutirse la posibilidad de un condominio como alternativa a transferencia de soberanía.

Debe distinguirse entre un supuesto condominio anglo-argentino como solución definitiva o como régimen transitorio. El primer supuesto debe rechazarse de plano, pues no contempla la solución requerida para el conflicto y por lo tanto es inaceptable para la ARGENTINA.

Como régimen transitorio es sólo admisible si en el momento de acordarse, las partes no se han puesto de acuerdo sobre la solución de fondo (la soberanía).

En el aspecto económico, significa una distribución proporcional de requisa y la formación de entes binacionales encargados de su explotación

d. Protectorado conjunto.

1) Es una figura jurídica que encierra una relación de desigualdad entre dos Estados; es lo que se establece entre un Estado que abandona la gestión de sus asuntos exteriores más importantes, y otro que los asumen. Se trata en realidad de una de las variadas formas que asumió el colonialismo en un tiempo pretérito. Hoy en día esta figura jurídica es anacrónica.

2) Un caso que podría asimilarse, aunque no identificarse, al protectorado conjunto es el de ANDORRA. La autoridad máxima de los Valles de ANDORRA recae en un coprincipado ejercido por el Obispo de Le Seu de Urgelí (ESPAÑA) y el presidente de FRANCIA. Ambos ejercen de manera conjunta la representación exterior de ANDORRA en virtud de un acuerdo vigente desde 1973.

3) Su posible aplicación en el conflicto MALVINAS.

Un protectorado conjunto anglo-argentino representaría una gran variedad de inconvenientes.

a) Para la comunidad internacional se trataría de una relación de tipo colonial sobre las islas.

b) Lo expuesto traería aparejado que se siguiera considerando a las MALVINAS como territorio no autónomo.

Por lo expuesto, ni siquiera como solución transitoria puede pensarse en esta alternativa.

          e. Estado Libre Asociado.

1) La resolución 1541 de la Asamblea General de las Naciones Unidas fija 3 formas en que un territorio no autónomo deje de ser tal:

a) Cuando el 'territorio" establece una libre asociación con un Estado independiente.

b) Cuando pasa a ser un Estado independiente y soberano.

c) Cuando se integra a un Estado independiente.

2) La libre asociación, implica el ejercicio por el pueblo en cuestión del derecho de libre determinación.

Si bien las notas características de este régimen dependen de lo que cada estatuto de asociación disponga en particular, pueden señalarse las siguientes pautas distintivas: el asociado conserva la calidad de Estado con autoridades y constitución propias, pero no es independiente; las relaciones exteriores, la defensa, la ciudadanía la moneda, la legislación entre otros aspectos quedan en manos del Estado al cual se asocia.

3) El caso más conocido de "Estados Libre Asociado" es el de PUERTO RICO.

En virtud del tratado de paz entre ESPAÑA y EE.UU., PUERTO RICO pasó a ser una colonia estadounidense en 1899. En 1952 obtuvo su status actual de "Estado Libre Asociado de PUERTO RICO" contando con un Gobernador electo y su propia legislatura, pero sujeto a las notas características señaladas en el punto anterior.

 

4) Su aplicación en el conflicto MALVINAS.

Para la ARGENTINA este régimen le comportaría aparentemente algunas ventajas, la más importante es que retendría el control de los poderes más importantes, de manera similar a las competencias del gobierno federal respecto a las provincias.

Pero también aporta desventajas como:

a) El Estado Libre Asociado puede poner fin a la asociación si esa es su voluntad.

b) La ARGENTINA reconocería que los habitantes de las MALVINAS constituyen un pueblo.

Evidentemente estas desventajas se constituyen en ventajas para GRAN BRETAÑA.

f. Transferencia gradual de funciones.

1) En el caso de MALVINAS una solución de esta naturaleza significaría el reconocimiento por GRAN BRETAÑA de la soberanía argentina, y el otorgamiento simultáneo por nuestro país de ciertas facultades de administración y legislación al REINO UNIDO, por un plazo determinado y escalonado, en el que ARGENTINA iría asumiendo la plenitud del ejercicio de sus competencias.

2) Un ejemplo de transferencia gradual lo constituyen los Tratados CARACTER-TERRIJOS de 1977. Los EE.UU. reconocen la soberanía panameña sobre lo que anteriormente era 'La Zona del Canal" Acto seguido, PANAMÁ confiere a EE.UU. el derecho de manejar el canal hasta el 31 Dic. 1999, pero con un régimen de inclusión paulatina de panameños en su administración.

3) Su aplicación en el conflicto MALVINAS.

a) Con esta modalidad, la ARGENTINA lograría un reconocimiento inmediato de su soberanía y la certeza de que en un plazo determinado obtendría el goce total de sus competencias, sin que el REINO UNIDO pueda en el período transitorio, realizar más de lo que nuestro país le conceda en el convenio respectivo.

b) GRAN BRETAÑA, por su lado, efectúa una retirada paulatina, que le permitiría disponer de tiempo para arreglar las situaciones de aquellos isleños que prefieren dejar las MALVINAS.

c) Igualmente, los actuales habitantes se irán adaptando gradualmente al nuevo estatuto que los regirá.

          g. Administración interna de las Naciones Unidas.

1) Esta alternativa, ya pensada en ocasión de la guerra, es una variante de arreglo transitorio hasta el momento en que la ARGENTINA reasuma el pleno ejercicio de sus competencias soberanas.

2) Se trata de una situación no prevista de un modo expreso en la Carta de las Naciones Unidas, pero sin embargo ya fuera de aplicación en el caso de IRIAN Occidental, territorio reivindicado por INDONESIA, en disputa con HOLANDA.

En 1962, los países bajos se retiraron y el territorio fue administrado por la ONU hasta el 1 Mayo 63, fecha en que la administración pasó a mano de INDONESIA, con el compromiso de organizar un plebiscito antes de 1969.

3) Esta alternativa ofrece la ventaja de establecer una administración a cargo del máximo organismo internacional, con las garantías para ambas partes; y que no trae aparejada las desventajas para la ARGENTINA que tendría un régimen de fideicomiso, sea común o estratégico

4) Para la ARGENTINA ofrece el beneficio adicional que la administración previa a la resolución de sus competencias no sea británica, y para LONDRES la alternativa de no proceder a un reconocimiento simultáneo de soberanía y de administración argentina.

         h. Conclusiones.

1) Las alternativas expuestas pueden ser el resultado de negociaciones bilaterales o de otro tipo de medios diplomáticos de solución pacífica de controversias, como por ejemplo la propuesta de algún mediador.

2) Sin embargo nos parece importante no agotar allí las posibilidades de solución pacífica de la cuestión, ya que por medio del empleo de la fuerza, en la situación actual y fuera es prácticamente imposible.

3) En síntesis, buscarse un medio diplomático de solución el conflicto, deberá adoptarse alguna modalidad que para la ARGENTINA no implica otorgar a GRAN BRETAÑA un título legal en las islas ni como mero poseedor, ni como soberano, aún por un lapso determinado de tiempo.

4) Tampoco puede nuestro país aceptar algún arreglo que signifique reconocer a los actuales habitantes de las islas el status de pueblo en sentido del Derecho Internacional, pues ello dejaría expedita la vía a una

futura independencia o inclusive a la separación de la ARGENTINA y su "asociación" con LONDRES, esta vez bajo un manto jurídico.

 

3. LA RESPUESTA ARMADA A LA CRISIS.

La recuperación de las Islas MALVINAS, GEORGIAS y SANDWICH del Sur, constituyó la hipótesis de guerra prioritaria de la Junta Militar, a partir de diciembre de 1981, cuando asumió la Presidencia de la Nación, el Comandante en Jefe del Ejército, Teniente General D LEOPOLDO FORTUNATO GALTIERI.

Pero es necesario mencionar que otros conflictos externos e internos preocupaban al gobierno.

Por un lado, el conflicto no definido en el Sur con la República de CHILE por la posesión de la zona de influencia del Canal de BEAGLE; por otro lado la grave situación económica y la creciente oposición de sectores sociales y partidos políticos, los cuales constituían factores gravitantes que agregaban lógicas expectativas e incertidumbre sobre la evolución de los acontecimientos.

Siempre será motivo de múltiples especulaciones el hecho de saber si los factores enunciados fueron conveniente y profundamente evaluados, antes de adoptar la decisión política de la recuperación de los territorios usurpados por INGLATERRA, por medio de las armas.

Es evidente que al plantearse una hipótesis de conflicto, que puede evolucionar hacia la guerra, debe efectuarse un análisis exhaustivo, objetivo y realista tanto en el nivel estratégico nacional como en el estratégico militar, donde todos los factores jueguen su verdadero papel y sean dimensionados juiciosamente.

También debe tenerse presente, que en el desarrollo de todo conflicto, no sólo incide nuestra voluntad, sino también la de nuestro enemigo, quien obra según sus propios intereses y difícilmente procederá según las propias conveniencias.

La estrategia nacional tenía un objetivo político, que era consolidar la soberanía en las islas MALVINAS, GEORGIAS y SANDWICH del Sur, y para lograrlo, ante la evidente falta de progreso de las negociaciones con el REINO UNIDO, en enero de 1982, adoptó la resolución de prever el empleo del poder militar, sin determinar la oportunidad, que quedaba sujeta a los resultados de un nuevo intento de solución diplomático, en sexta ronda de negociaciones a realizares en febrero del mismo año

Pero el tema MALVINAS, había sido estudiado en profundidad por el REINO UNIDO especialmente luego de la crisis de 1977, en sus implicaciones políticas, económicas y militares.

Asimismo, la preparación de la sexta ronda de conversaciones, que finalmente se realizó el 26 y 27 de febrero de 1982, fue extensamente estudiada por la Comisión Conjunta de Inteligencia, Relaciones Exteriores y la Comisión de Defensa.

Estos organismos estuvieron particularmente influenciados por los múltiples mensajes que la ARGENTINA, a través de diferentes formas, emitió en el sentido de que, por fin debían producirse hechos concretos.

Nuestra cancillería, había exhortado al REINO UNIDO a encauzar las negociaciones hacia resultados que lograran satisfacer los reales intereses de ambas naciones, incluyendo algunas propuestas hechas al REINO UNIDO y cuya respuesta se esperaba recibir durante el transcurso de la reunión mencionada.

Los representantes del REINO UNIDO, sin embargo, mantuvieron en esa reunión su tradicional postura retórica y dilatoria, actitud que produjo una nueva frustración en el gobierno y la opinión pública argentinos, lo que quedó reflejado en el comunicado conjunto que se emitió al término de la reunión.

En tanto el 1ro de marzo, nuestra cancillería produjo un informe público, que evidenciaba la intención de poner fin al sistema de negociaciones, si a corto plazo no se alcanzaban resultados concretos.

Dicho comunicado terminaba expresando que si así no fuera, nuestro país tenía derecho de "elegir libremente el procedimiento que mejor consulte a sus intereses".

Mientras tanto, los planes para el desarrollo de la hipótesis de guerra planteada, se ejecutaron en riguroso secreto.

En el plano militar, sólo un muy reducido grupo de Oficiales Superiores (Comité de Trabajo, constituido por el Grí Div OSVALDO GARCíA, el Vicealmirante JUAN J. LOMBARDO y el Brig My SIGFRIDO M. PLESSEL), elaboraron los primeros estudios y lineamientos para la acción.

En ese sentido la información básica sobre el futuro oponente, requiere un trabajo detallado complejo, a través de lapsos prolongados de reunión de información, su análisis e interpretación, prácticamente no existía.

Para el Ejército, GRAN BRETAÑA no había sido considerado como un enemigo potencial.

Algunas conclusiones elevadas por el Comité de Trabajo a la Junta Militar, relación con los aspectos que se consideraban como condicionantes para asegurar una perspectiva de éxito a la operación respectiva fueron los siguientes:

a. "Logro de la sorpresa

b. Determinación de la naturaleza y magnitud de los medios a oponer por el REINO UNIDO en caso de reaccionar militarmente".

c. "Ejecución de la operación después del 15 de mayo, considerándose la necesidad de establecer un preaviso de 15 días ante del día D".

Esto tenía estricta relación con la preparación, espiritual, física, táctica y logística de los comandos y tropas que debían participar en la operación

Más adelante el Comité volvería a insistir sobre la necesidad de analizar más profundamente la eventualidad de una reacción estratégica militar de GRAN BRETAÑA y la conveniencia de desactivar, a partir del día D+5 , el teatro de operaciones MALVINAS , admitiendo, implícitamente, la necesidad de moderar la acción militar, para dejar paso a la necesaria negociación diplomática, que podría, de esta manera, contar con un fuerte argumento de hecho para lograr condiciones favorables.

Esta parecería haber sido la idea original de la conducción del estado, es decir, un golpe político militar que permitiría sacudir las telarañas de conversaciones infructuosas arrastradas por más de un siglo, a la vez que se demostraría los británicos y ante el mundo, el alcance de la determinación argentina.

Con la consumación de la recuperación militar de las MALVINAS, se pensaba imponer negociaciones definitivas que restituyeran las islas al patrimonio nacional.

Pero la crisis tuvo su comienzo con la reacción británica del 20 de marzo de 1982, ante el desembarco de personal y materiales de la empresa privada argentina del señor CONSTANTINO DAVIDOFF, en la isla SAN PEDRO de las GEORGIAS del Sur, efectivizada el día 19 de ese mes.

Esta inesperada reacción británica impuso un adelantamiento de cuarenta y cinco días a la recuperación militar argentina de las islas MALVINAS, lo cual benefició a los ingleses y perjudicó a los argentinos.

Por otro lado, la República ARGENTINA no necesitaba el episodio de PUERTO LEITH, para la recuperación militar

GRAN BRETAÑA, por el contrario, con este hecho sensibilizó a su frente interno, tal como el 23 de marzo lo evidenció el debate del tema en el parlamento, con lo cual ganó la delantera en las acciones diplomáticas y militares

El actuar con gran rapidez estratégica, tomó la iniciativa, y con ello la posibilidad de sacar ventaja en el manejo de la crisis y la conducción de la guerra si ésta se tornaba inevitable

Para nuestro país, resultaba fundamental planear el empleo de sus medios diplomáticos, de manera que, luego de desatada la crisis, estos contaran con su máximas posibilidades en el ámbito internacional, con la finalidad de lograr el objetivo político, desalentando una eventual reacción militar británica.

También le resultaba vital, contar con tiempo para mejorar su poder militar, para que éste sumado a la enorme distancia que separa a GRAN BRETAÑA, de las islas, fuera capaz de disuadir a los británicos del empleo de una Fuerza de Tareas, y del compromiso de una guerra.

En este caso, fue GRAN BRETAÑA quien, con la desmentida reacción militar y diplomática del 20 y 22 de marzo de 1982, aprovechó la libertad de acción que le otorgó el grupo de trabajadores desembarcando en PUERTO LEITH el 19 de marzo, y puso en marcha una escalada en la que tomó la iniciativa.

El 28 de marzo, zarpó la Fuerza de Tareas argentina que, el 2 de abril, habría de ejecutar la recuperación militar del archipiélago.

Con esta operación, nuestro país, aprovechó la libertad de acción y la sorpresa que le otorgaba, fundamentalmente, su proximidad a la zona de conflicto, marcando un evidente salto en la escalada militar que había iniciado su adversario.

Podríamos decir que en este momento, la ARGENTINA tomaba fugazmente la iniciativa en las crisis

El 29 de marzo, GRAN BRETAÑA, alertada por EE.UU. , puso en marcha su réplica con una acción militar, materializada por el envío, a la zona del conflicto, de sus submarinos nucleares, y sin solución de continuidad, una poderosa Fuerza de Tareas.

Todo esto se relacionaba con una acción diplomática, concretada con el pedido del Presidente REAGAN para que disuadiera al gobierno argentino de emplear la fuerza.

A partir del 2 de abril, el REINO UNIDO llevó adelante una maniobra decididamente ofensiva en el ámbito político, económico y psicológico, en tanto sin pausa montó y ejecutó la concentración para la reconquista militar de las islas.

Desde el primer momento, el planeamiento, preparación y desplazamiento de los medios militares se habría realizado con la intención y el convencimiento de llegar a una acción bélica, más o menos prolongada, cruenta o incruenta, según el grado de resistencia que opusieran las fuerzas argentinas, en cualquiera de los casos preparada para la guerra.

En tal sentido, las negociaciones constituían una pantalla, que daba tiempo, encubría reales intenciones y creaba un justificativo para la "ineludible guerra".

Su objetivo era la reconquista total y definitiva de las islas, acabando con las negociaciones dispuestas por la UNO.

Nuestro país, no esperaba a partir de la recuperación de las islas, una reacción militar total de GRAN BRETAÑA y consiguientemente no creía que se llegaría a la guerra.

El concepto estratégico, se había basado en dos supuestos:

a. GRAN BRETAÑA seria disuadido de ejecutar una acción armada total.

b. EE.UU., apoyaría a la ARGENTINA o adoptaría una posición neutral.

Estos supuestos perderían su vigencia hacia fines de abril, ante la realidad concreta.

Pero en función de ellos, fue que en un primer momento, la defensa de las islas tenía una escasa significación dentro del plan.

Se apreciaba que simplemente su retención, pondría en marcha negociaciones que darían por resultado el reconocimiento de la soberanía a plazo fijo, o por lo menos, una fórmula de tratamiento efectivo del tema, con la soberanía como objetivo final, aún cuando pudiera estar sujeta a condiciones razonables.

Sin embargo, por lo menos a partir del 7 de abril, se observa una modificación en el objetivo o, si se requiere, en la forma de instrumentarlo, con lo que se pone de manifiesto la decisión de defender las islas y no cederlas hasta obtener el reconocimiento de la Soberanía.

Puede decirse también, que en el campo político, económico o psicológico, se articularon una serie de medidas que se materializaron como réplica parcial a las británicas, pero que no adquirieron la magnitud suficiente como para neutralizar al menos a las del enemigo.

La ARGENTINA, puso su centro de gravedad en la negociación diplomática, bajo la mediación de ALEXANDER HAIG, quien finalmente no resultó imparcial.

El comité Militar, a partir de los primeros días de abril, aumentó las exigencias del objetivo autoimpuesto originalmente, sin considerar aparentemente, planes de alternativa, que evitaran la guerra, en el caso de no lograr dicho objetivo a través de negociaciones.

Los hechos y sus consecuencias negativas para nuestro país, acumulados durante el mes de abril fueron:

a. El Consejo de Seguridad de la ONU votó una resolución adversa contrariando apreciaciones previas.

b. La comunidad europea se definió en contra y aplicó sanciones económicas concretas.

c. Para el 15 de abril, una Fuerza de Tareas de 100 buques se encontraba en movimiento hacia el ATLÁNTICO Sur echando por tierra, el primer supuesto básico.

d. Se recibieron claros indicios de que los EE.UU. no permanecerían neutrales, con lo que el segundo supuesto básico también perdía vigencia.

e. Los países latinoamericanos, si bien adhirieron, no pudieron avanzar en un apoyo concreto durante la crisis y menos lograrían en caso de guerra

f. Quedó evidenciada la intransigencia de la Primer Ministro británica y lo que podía esperarse del señor HMG.

g. El 22 de abril de 1982, el Comité Militar completó su conocimiento de la situación militar en las islas, con los siguientes elementos de juicio:

1) La defensa de PUERTO ARGENTINO estaba razonablemente asegurada contra un ataque directo desde el mar.

2) Una acción sobre cualquier otro punto de la isla SOLEDAD y con mayor razón sobre la GRAN MALVINAS no podía ser evitada, rechazando o controlada.

3) La defensa de las islas contra una maniobra ofensiva británica que difícilmente optara por un costoso ataque directo sobre el objetivo estratégico principal, dependía exclusivamente de la batalla naval y aérea que se pudiera librar.

El 25 de abril GRAN BRETAÑA reconquistó las Islas GEORGIAS.

En este contexto y con el fracaso definitivo de la negociación de HAIG, ARGENTINA podía enfrentar dos posibles cursos de acción hacia fines de abril:

a. Cerrar las negociaciones con el logro parcial del objetivo político, para evitar la guerra

b. Llegar a la guerra e intentar un a nueva negociación basada en el éxito de una acción militar de naturaleza aeronaval.

Sin embargo, ya eran hechos ciertos, que los medios aéreos más poderosos no dependían del Comandante del Teatro, que la pista de PUERTO ARGENTINO no seria prolongada y que los submarinos británicos limitaban el accionar de la flota de mar.

Y estas eran las vulnerabilidades decisivas para las acciones aeronavales.

Aún así, no es posible asegurar si realmente existía o no la decisión de asentar a los británicos un golpe significativo.

Lo concreto es que se optó por continuar negociando, hasta que finalmente el 1ro de mayo de 1982 terminó la crisis y estalló la guerra.

4. CAUSA DE LA DERROTA.

a. Consideraciones generales.

Luego de haber realizado un resumen sobre los hitos más importantes del conflicto en el ATLÁNTICO Sur, desarrollaremos lo que nuestro entender constituyen las principales causas de la derrota militar de la República ARGENTINA en el año 1952.

Se hace necesario realizar un análisis fenomenológico de la guerra, para poder fijar con objetividad aquellos hechos que indujeron al fracaso de las operaciones militares, puesto que si nos apartamos del marco de las operaciones no encontremos con situaciones que por su sola existencia marcaban la imposibilidad de una victoria bélica por parte de nuestro país en su lucha por las irredentas islas. Para especificar lo anteriormente descripto enunciaremos algunos de ellos que por propio peso específico muestran claramente lo afirmado UTSUPRA.

1) Constituir GRAN BRETAÑA una potencia que dispone de armas nucleares.

2) Poseer dotaciones de municiones químicas en las Fuerzas Armadas inglesas.

Conformar GRAN BRETAÑA, como integrante de la OTAN, el primer y principal aliado de los EE.UU. contra las naciones del bloqueo oriental, con los apoyos que esta presupone.

4) Ser GRAN BRETAÑA un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con el consecuente poder de veto ante todas las decisiones del organismo internacional.

5) Disponibilidad por parte de GRAN BRETAÑA de información satelitaria con una resolución de 10 m en todo tiempo.

A estas enunciaciones que con su sola existencia muestran la imposibilidad de encontrar condiciones favorables para una éxito armado, debemos agregarles aquellos que como los siguientes, muestran la inconveniencia de la oportunidad elegida.

1) La presencia en LONDRES de un Gobierno Conservador que se caracteriza por instrumentos políticos en el ámbito de las relaciones internacionales renuentes a la descolonización.

2) El desprestigio de la República ARGENTINA frente a los principales foros intencionales por no contar con un estado derecho y un Gobierno de Jure.

No queremos dejar de enunciar que si bien la Campaña del ATLÁNTICO Sur puede ser tomada como una batalla perdida, podemos afirmar que la claudicación no fue sufrida por las Fuerzas Armadas con carácter exclusivo, por el contrarío la Nación ARGENTINA fue la derrotada, puesto que el 14 de junio, fecha que materializa el infortunio, el pueblo todo había perdido la voluntad de lucha y clamaba por la paz.

Como corolario de estas ideas que consideramos vitales para poder aislar el hecho histórico comprendido entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, desarrollaremos lo que a nuestro entender constituyen las causas más importantes que delinearon el fracaso, las mismas han sido divididas en los distintos niveles de la conducción con la finalidad de facilitar su comprensión

b. Estrategia Nacional o General.

1) Elaborar supuestos sin los fundamentos necesarios para sostenerlos y que por su rigidez anquilosaban los planeamientos, los mismos pueden sintetizarse en:

a) Los EE.UU. mantendrán una neutralidad complaciente.

b) INGLATERRA aceptará el hecho consumado, evitando la guerra y flexibilizando sus negociaciones.

2) Mostrarse ante el mundo como país agresor, lo que incidiría en la emisión de resoluciones desfavorables en especial en el seno de la ONU.

3) Reducir exageradamente al espacio diplomático para el tratamiento del conflicto.

4) Pacifismo existente en la zona del interior producto de la inexistencia de una adecuada estrategia psicosocial.

5) Determinar una oportunidad sin relacionarla con el estado de instrucción de las tropas.

6) Manifestar incapacidad en el control de la escalada de crisis.

7) Ineptitud para lograr el consenso, obteniendo así un aislamiento internacional y la desventajosa polarización del conflicto.

8) Emitir directivas equivocas al Gobierno Militar de las Islas para su desempeño inicial.

9) Efectuar una desafortunada evaluación sobre la conducta y sentimiento de los "Kelpers".

10) Incapacidad manifiesta para obtener el apoyo material de los países signatarios del TIAR logrando solamente resoluciones declamatorias.

11) Generar dudas ante la opinión pública nacional sobre las verdaderas intenciones de la recuperación.

12) Eludir la concreción de mayores presiones sobre el Gobierno de LONDRES, como la expropiación de capitales y bienes de connacionales en nuestro país.

13) Haber mantenido el segundo frente sobre CHILE con las correspondientes exigencias operacionales.

c. Estrategia militar.

1) Mostrar incapacidad para lograr el dominio marítimo, situación vital para el éxito de las acciones terrestres.

2) Carencia de un plan para la defensa de las islas lo que se concretó en:

a) Tardía designación del Cte TO.

b) Inconveniente e insuficiente asignación de medios.

c) Concentración desordenada de las fuerzas.

3) Emplear los medios militares con restricciones incompatibles con el escaso poderío propio.

4) Gran celeridad enemiga para lograr el dominio del mar con sus submarinos nucleares.

5) Incapacidad del Ministerio de Defensa para lograr una acción coordinada de las fuerzas.

6) Excesiva dependencia de la provisión de armamento vital para potencia no confiables. En particular los misiles EXOCET MM y AM.

d) Estrategia operacional.

1) Carencia de un plan de campaña que integrara la maniobra defensiva, apreciable tanto en la batalla aeronaval como en la final terrestre.

2) Concebir un plan improvisado que facilitó la derrota por parte de las fuerzas

3) Falta de conducción logística conjunta.

4) Emplear tropas inadecuadas al ambiente operacional de las Islas (equipamiento y adiestramiento).

e. Táctica superior e inferior.

1) Escaso adiestramiento de los pilotos para accionar sobre blancos navales

2) Impericia en el acondicionamiento técnico de las bombas empleadas.

3) Fallas en el lanzamiento de torpedos.

4) Falta de apoyo aéreo y de exploración aérea a las operaciones terrestre.

5) Limitado adiestramiento del personal de tropas debido al escaso tiempo de incorporación.

6) Reducida movilidad y escaso apoyo de fuego producido por la restricción de medios.

7) Equipamiento inapropiado de las tropas.

8) Carencia de equipos de alta sofistificación empleados para la guerra electrónica y la dirección de los fuegos.

9) Reducida capacidad para el combate nocturno por falta de equipamiento y adiestramiento adecuado.

10) Escasez de medios de ARTILLERÍA DE DEFENSA AÉREA apropiados para el tipo de aviones empleado por el enemigo.

11) Desgaste físico y espiritual de las tropas por la rigurosidad del clima y las particularidades de la maniobra defensiva.

12) Precariedad en el servicio de sanidad.

f. Conclusiones.

Somos conscientes que quedaron en la pluma numerosas causas desprendidas de las señaladas coadyuvaron para diseñar la derrota. No obstante estamos convencidos que de omitir lo que denominado consideraciones generales, distinto hubiese sido el resultado de las armas si los diferentes niveles de la conducción mediante la previsión, esencia en la excelencia del arte de la guerra, hubieran sido capaces de evitar las causas enunciadas.

Si fuese necesario sintetizar lo aquí expuesto podríamos decir que fue el dominio del mar y la capacidad de combate nocturno por parte del enemigo lo que inclinó la balanza en favor de los usurpadores, dejando así nuevamente la titánica tarea en manos de la diplomacia.

También estamos convencidos que los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, hicieron lo mejor que pudieron con lo que tenían, pese a las desfavorables condiciones estratégicas.


Los cientos de muertos argentinos, que jalonan las Islas con sus tumbas, darán testimonio eterno del significado patriótico de nuestras inedentas tierras los heridos, mutilados y los familiares de las víctimas, han de recordar día tras día nuestro compromiso con su esfuerzo.


[+] [ver más por aquí].




Lectura recomendada:

Halcones de Malvinas
Halcones de Malvinas
Autor : Comodoro Pablo Marcos Rafael Carballo
Editorial : Ediciones Argentinidad - Impreso desde 2005
   
Comandos en acción
Comandos en acción
Autor : I. J. Ruiz Moreno
Editorial : Emecé o Planeta - Impreso desde 1986
   
La pasión según Malvinas La Pasión según Malvinas
Autor : Nicolas Kasanzew - Impreso desde 2008
   
Halcones de Malvinas Batallas de Malvinas
Autor : Pablo Camogli - Impreso desde 2007

Editorial : Aguilar
   
Desde el frente
Desde el frente - Batallón de Infanteria de Marina Nº5 (BIM 5)
Autor : Contraalmirante Carlos H. Robacio - Suboficial Mayor Jorge R. Hernandez
   
Halcones de Malvinas Malvinas - Gesta e incompetencia
Autor : General Martín Balsa

Editorial : Atlántida - Impreso desde 2003
   
Halcones de Malvinas Malvinas - La trama secreta
Autor : Cardoso - Kirschbaum - Van der Kooy

Editorial : Sudamericana- Planeta - Impreso desde 1983

Malvinas - En Primera Linea (vivencias RI 4)
Autor : Lautaro Jiménez Corbalán

Editorial : Edivem 2011

Otros libros : Una cara de la moneda - 1093 Tripulantes - Ataquen Rio Grande - No apagues la luz cuando me vaya - Operación Rosario - La batalla de Pradera de Ganso - Llagas de una guerra - Hasta el último día -
Isla Borbón -









 

 

 
 
  Santa Teresita Web Site - Santa Teresita - Todos los derechos reservados